domingo, 20 de mayo de 2012

Una elección de tres

En internet se libra un batalla sin precedentes en el proceso electoral del país al punto de que podemos estar ante un efecto del tipo "primavera árabe". Como he comentado, mi pronóstico aventurado es que la elección se cerrará a tres candidatos: Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y López Obrador. Esta posibilidad implica de entrada una derrota para el PRI, considerando que su candidato arrancó con casi un 50% de preferencias, y que algunos análisis políticos llegaron a mencionar que este partido obtendría un "carro completo" en diputados y senadores.  ¿Por qué se ha generado un fuerte descenso del candidato del PRI?

Algunas de las razones son:

1) Los frecuentes escándalos han comenzado a debilitar la figura de Peña Nieto.
2) López Obrador y Josefina Vázquez Mota no se atacan entre sí y han definido una estrategia clara de minar al puntero que les comienza a reportar beneficios.
3) Se ha encarnizado la competencia por los votantes de centro. PRI y PAN siempre van por grupos de votantes similares (clase media con ánimos de mantener el status quo). La cuestión es que con el discurso "amoroso" de López Obrador, logró atraer votantes de centro y esto pulverizó todavía más el voto que esperaba concentrar el PRI.
4) El efecto "verde" del Partido Ecologista se debilitó ante la propuesta de Quadri.
5) Existen cerca de 7 millones de "nuevos votantes" (personas que en 2010 tenían 16, 17 y 18 años). Esta situación implica que la elección actual será (por donde se le vea) una elección de jóvenes.  
6) El efecto de los medios tradicionales en la población con acceso a internet (40 millones de internautases realmente bajo pues una persona con internet se informa por este medio en lugar de tv, radio o periódico.
7) Después de lo acontecido en la IBERO, la elección se ha vuelto interesante y ahora existirá un porcentaje mayor de personas (sobre todo jóvenes) que tendrán la motivación de salir a votar. Esto se comienza a observar en los ejercicios de simulación realizados en distintas univerisdades (e.g. UNAM, UVM y Carlos Septien).  
8) En México ha comenzado un movimiento de "antipriísmo" en el cual a pesar de que el PRI no es el partido que se encuentra en el poder, parecería que compite como si lo fuera (ver las marchas del día viernes 18 de mayo y sábado 19 de mayo). En otras palabras, la elección actual se convirtió en una elección de validar o no el retorno del PRI.
9) En paralelo a este movimiento "antipriísta", desde antes y durante la campaña se ha desarrollado un ciberactivismo (sobre todo de jóvenes) que tiene un impacto profundo en las preferencias a nivel social. Este ciberactivismo repercute incluso en las personas que no tienen acceso a internet.  


En algunos eventos a los que he asistido se ha llegado a decir que las redes sociales no tendrán efecto ya que México es un país de personas sin acceso a internet. Esto no es cierto. La Asociación Mexicana de Internet (AMIPICI) muestra en un estudio que existen 40.6 millones de usuarios. Adicionalmente la AMIPICI revela que en promedio los mexicanos pasamos 4 hrs 9 min. al día en internet, y que al menos el 77% de los entrevistados (de una muestra de 2,329 personas) utilizan internet para acceder a redes sociales. Si la muestra es representativa a nivel México estamos hablando de 31.26 millones de personas.

Para entender porqué es tan fuerte el efecto de las redes sociales, retomemos el planteamiento de la denominada "Ley de Metcalf" (O’Hara y Stevens, 2006:38-9). Según esta ley, el valor de una red de comunicaciones aumenta proporcionalmente al cuadrado del número de usuarios de la red. Si un candidato tuviera 100 seguidores, el impacto potencial sería igual a 10,000 seguidores, sin tomar en cuenta que los seguidores de un candidato a su vez tienen seguidores conformando una segunda red. Supongamos que queremos evaluar el impacto de la red de un candidato y al mismo tiempo el de un seguidor con 10 seguidores. Entonces se tendría 100x100x10=100,000. Si se continúan realizando operaciones con cada seguidor (asumiendo que cada seguidor tiene 10 seguidores, se llegará a un número extremadamente alto). Pero aún sin contemplar el efecto de las redes de los seguidores, el impacto de la red de cada candidato es alto. La cantidad de seguidores para candidato en twitter es el siguiente (ver acá para fuente de datos aunque pueden cambiar por actualización): 

Peña Nieto 685,489; Vázquez Mota 698,475; Quadri 169,278; López Obrador 523,714. 

Si se eleva al cuadrado cada uno de estos números se tendrán magnitudes de impacto muy grandes. El impacto seguirá siendo grande aún si se descontaran las cuentas fantasma y trolls  (usuarios que no existen pero son conatbilizados en twitter). Esta dinámica en redes sociales ha generado fuertes cambios de preferencias en votantes que las encuestas no logran captar.



¿Por qué entonces las encuestas que se publican nos dicen que las preferencias de los encuestados prácticamente no han cambiado?

Se debe tomar en cuenta en primer lugar que las redes sociales proporcionan datos en tiempo real a diferencia de las encuestas. Por otro lado, los cambios en preferencias no lograrán ser captados con oportunidad en las encuestas por una sencilla razón: las casas encuestadoras enfrentan el problema de que las personas no quieren contestar la encuesta. Esto ocurre porque el voto se ha convertido en un asunto íntimo para el votante. Algo que no quiere compartir. Por cada observación válida que tienen los encuestadores, son rechazados al menos 10 veces, lo cual implica que existe un porcentaje importante de la población que puede modificar drásticamente el resultado de la elección. Incluso aunque su opinión no sea registrada en las encuestas. Por otro lado es bastante probable que los que están respondiendo la encuesta sean personas con mayor edad y por lo tanto el impacto del voto joven no se ve reflejado en la encuesta. Una pregunta para mis amigos encuestadores: ¿cuál es la edad promedio de sus entrevistados?.

Por lo anterior las encuestas de opinión no se generan con un muestreo aleatorio (pese a que se intente). En la práctica es un muestreo con reemplazo. Esto implica que tenemos  un ejercicio estadístico sesgado, pues solamente capturan al grupo de mexicanos que quieren responder la encuesta. En otras palabras es una especie de "voto duro" de los partidos. Un dato que se debería incluir en cada resultado de las encuestas es precisamente el total de personas que rechazaron contestar la encuesta para calcular los porcentajes de preferencias que presentan incluyendo ese total de entrevistados. Si se tuviera el dato se podría observar que las preferencias para cada candidato no son tan grandes como se asume. 

El sesgo se nota con claridad en la divergencia que tienen las preferencias en redes sociales y en encuestas de opinión ya que son extremadamente diferentes. Nuevamente lanzo la pregunta a mis amigos encuestadores: ¿cuál es la edad promedio de sus entrevistados?.

Como siempre el lector tiene la mejor opinión al respecto.



viernes, 18 de mayo de 2012

Los gritos de la democracia


En México parece prevalecer la idea de que la democracia debe ser de "guante blanco", es decir, diálogos ordenados en los que no se alza la voz, ciudadanos que con toda civilidad proponen y una autoridad que también con toda civilidad los escucha. Habría que pensar: ¿en qué país se genera una democracia con estas características?.

En todas las sociedades existe conflicto. La cuestión parece ser que las personas tenemos miedo a disentir y preferimos pensar en que los consensos siempre son posibles. El premio Nobel de Economía Kenneth Arrow, tiene una explicación de porqué no es posible generar un consenso en una sociedad. En la literatura se denomina como el "Teorema de la Imposibilidad". Dicho teorema indica que cuando se tienen tres o más alternativas en una votación, no es posible encontrar una preferencia global en la cual exista la ausencia de un dictador, y al mismo tiempo no se pueda beneficiar a un individuo si perjudicar a alguno otro (eficiencia paretiana). Alternativamente: es imposible generar una preferencia global (en la que todos estemos incluidos y seamos beneficiados), a menos que esa preferencia sea generada por un dictador. Hasta cierto punto, la democracia podría considerarse como una dictadura: la de las mayorías. No debería sorprendernos entonces que existan "pataleos" y "gritos", pues lo que está en juego es la definición del poder.

Carlos Fuentes  dijo que "la política no es otra cosa más que la expresión pública de pasiones privadas". Un caso que confirma la afirmación es (curiosamente) el último debate en el cual, los candidatos a la presidencia de Francia Hollande y Sarkozy, arremetieron uno en contra de otro sin ningún pudor, en un ejercicio que se antoja muy poco caballeresco. Si Francia, un país desarrollado, presenta este comportamiento ¿por qué no habría de ocurrir lo mismo en México, precisamente ahora que nos encontramos en un período de campañas electorales?.

A partir del evento del candidato del PRI en la IBERO Santa Fe en el DF, algo se rompió en la forma de hacer política en el país. Esta ruptura ha sorprendido a todos, principalmente a la clase política. Los jóvenes, de ser apáticos apartidistas y sin compromiso, ahora se han convertido en aguerridos manifestantes en contra de los monopolios, del sistema político y al fin de cuentas del status quo.

No puedo afirmar que los jóvenes tienen razón en sus demandas o si han elegido la forma correcta para expresarlo. Sin embargo me queda claro que lo que están haciendo también forma parte de la democracia. Sobre la respuesta de la sociedad me llaman la atención dos situaciones: 1) Los mexicanos podemos celebrar movimientos sociales en otros países (los jóvenes twitteros y facebookeros en Egipto o el 15 M), pero nos cuesta reconocer que es posible que 131 jóvenes se manifiestan en una universidad (que por definición es diversa) en contra de un candidato. 2) Al igual que las autoridades egipcias nuestros políticos también despreciaron el impacto de las redes sociales hasta ahora que han comenzado a resentir sus efectos.

Mi pronóstico es que ante estos hechos que podríamos calificar como "nuevos" en la política mexicana, en el proceso electoral de 2012 ocurrirán dos cambios importantes. El primero es que la sociedad tolerará un proceso democrático más "violento", mediáticamente hablando, a diferencia de lo que ocurrió en 2006. El segundo es que las preferencias políticas habrán de modificarse debido al impacto de los mensajes, escándalos y hechos coyunturales.

Mi hipótesis aventurada sobre la elección del 2012 es que será una elección cerrada entre tres candidatos, donde uno de ellos tiene un poco más de probabilidades de ganar. Y si se genera este resultado también será producto de un proceso democrático.

Como siempre el lector tiene la mejor opinión al respecto.

lunes, 7 de mayo de 2012

¿Quién ganó el debate?


El dia de ayer se llevó a cabo el primer debate entre los candidatos. En el postdebate la principal pregunta es: ¿quién ganó?. Tomando datos de diferentes fuentes de medios en internet, realizamos un pequeño ejercicio en el cual se observa que indiscutiblemente el ganador es Quadri. En la mayoría de los medios las opiniones de los encuestados lo ubican en la primera posición. El segundo lugar resulta ser para López Obrador. El tercer lugar es para Enrique Peña Nieto y el cuarto para Josefina Vázquez Mota. ¿Sirve de algo conocer un ganador del debate?. En la práctica, las personas (aunque no nos guste reconocerlo) no definimos nuestro voto después de un proceso razonado en el cual tomamos en cuenta todas las ventajas y desventajas de los candidatos. En la práctica, operan sentimientos (miedo, esperanza) y expectativas (desempeño de la economía, mejoría en inseguridad) y cuando esto no es suficiente, tomamos la decisión basados en la opinión de un "experto" (i.e. los comentaristas de radio y televisión). Sin embargo, una cosa es generar la impresión de haber ganado un debate y otra el lograr que esta percepción se traduzca en votos.
Thomas Jefferson dijo alguna vez:

"La democracia no es más que el gobierno de las masas, donde un 51% de la gente puede lanzar por la borda los derechos del otro 49%"

Como siempre, la mejor opinión la tiene el lector.



jueves, 3 de mayo de 2012

Diplomas Cátedra Banco de México



Este Viernes 4 de mayo serán entregados los Diplomas de la Cátedra Banco de México. La cita es a las 12:00 hrs en la sala 250 del Edificio T en la UPAEP Campus Central.

Contaremos con la presencia de funcionarios del Banco de México quienes harán entrega de los Diplomas  de asistencia, así como el Diploma al Mejor Ensayo de la Cátedra y dos menciones especiales.
Esperamos contar con tu asistencia