jueves, 20 de octubre de 2011

Ensayo Cátedra Banco de México



Guía para Elaboración de Ensayo Cátedra Banco de México - UPAEP

  
El ensayo deberá basarse en uno de los temas aprendidos durante las sesiones impartidas en la Cátedra Banco de México. El ensayo es de carácter obligatorio para aprobar el curso, servirá para evaluar el aprendizaje de los asistentes y otorga el derecho a recibir el Diploma de la Cátedra. Los tres mejores ensayos recibirán un Diploma Especial adicional avalado por el Banco de México y la UPAEP.
Los participantes deberán realizar un ensayo que muestre una argumentación clara y crítica, que establezca su posición y conclusiones personales respecto a uno de los temas. El ensayo deberá ser breve, de aproximadamente entre cuatro y diez páginas y deberá contener introducción, desarrollo, conclusión y bibliografía. La fecha límite de entrega es el viernes 18 de noviembre del 2011.  No habrá prorrogas.
El ensayo deberá fundamentarse en alguno de los temas vistos durante la Cátedra entre los que se encuentran los siguientes:
1.- Costos y consecuencias de la inflación.
2.- Dinero
3.- Política Monetaria.
4.- Instrumentación de la Política monetaria  y cambiaria.
5.-  Los canales de Transmisión de la política monetaria.
6.- Intermediación financiera y sus modalidades.
7.- Costos y consecuencias de la inestabilidad financiera
8.- Sistemas de pagos
9.- La supervisión de Banco de México.

Instrucciones específicas:
  • La entrega del ensayo será vía electrónica a la cuenta ciie@upaep.mx en formato PDF de preferencia. Es responsabilidad del estudiante asegurarse que el documento puede abrir sin problemas.
  • La carátula debe indicar claramente el nombre del estudiante, carrera, matrícula y datos de contacto.
  • Los resultados se darán a conocer el 9 de Diciembre de este año y la premiación se hará en el mes de enero.
Cualquier duda sobre este requisito de evaluación favor de hacerla como respuesta a esta entrada de manera preferente o alternativamente con el Dr. Alfonso Mendoza.

sábado, 15 de octubre de 2011

Moneyball y porqué la Economía no es aburrida



Este sábado vi una película que traducida al español (claro por el grupo de expertos que seleccionan títulos "atractivos") es algo así como el "Juego de la Fortuna" (Moneyball). Está inspirada en la forma en como el gerente general de los Atléticos de Oakland (interpretado por Brad Pitt) decide construir un equipo mediante la selección estadística de los jugadores con la ayuda de un economista interpretado por Jonah Hill.

Esta película demuestra tres cosas:
1) La Economía es interesante, pues más de una vez ha sido inspiración de Hollywood (recordemos A one beautiful mind ganadora del Oscar);
2) Los economistas en promedio no son como Rusell Crowe o Brad Pitt (lástima chicas);
3) Además de descubrir si existe cointegración entre el PIB de dos economías, o si los precios del petróleo son un proceso estocástico o determinístico, los economistas pueden explicar cuestiones más mundanas como porqué las personas se casan, o como en este caso, analizar el rendimiento de jugadores para construir un equipo eficiente y eficaz (ya estamos pensando como aplicar estas técnicas para ayudar a la selección mexicana).

La película desde mi punto de vista no tiene desperdicio y puede ser hasta cierto punto "inspiradora". Pero como decía Sinatra the best is yet to come, así que una vez que vean la película, les recomiendo este artículo de Hakes y Sauer (2006) (ver acá) en el que se analiza estadísticamente la principal hipótesis de Michael Lewis (el autor que escribe Moneyball):

"La valuación que el mercado le otorga a los jugadores de baseball es ineficiente". En este caso, existen jugadores malos que están altamente sobrevaluados y jugadores buenos altamente subvaluados. Al darse simultáneamente la sobrevaluación y subvaluación de jugadores, se generan sistemáticamente victorias más caras. Así, considerando la relación costo-beneficio, se podrían tener equipos muy ganadores pero ineficientes por lo caro de sus jugadores. Un ejemplo muy claro en México pero en otro deporte es el futbol: Equipos como el América, sistemáticamente gastan mucho en jugadores que el mercado asume como buenos. Esto ocasiona que cada victoria que obtiene este equipo (aún si ganara mucho) le salga más cara. En ese sentido, equipos modestos como el Puebla-donde prácticamente todos sus jugadores son de préstamos de otros equipos-sean eficientes en lo económico y por ende mucho mejores (nuevamente económicamente hablando), que los equipos caros como el América.

¿Por qué el mercado de jugadores de baseball no es capaz de corregir esta deficiencia?. Buena parte del problema tiene que ver con que el proceso de fijación de precios el cual dista mucho de ser tan kosher como se ilustra en los libros de texto debido a que está altamente influido por la opinión de "expertos" (visores, asesores, exjugadores, agentes de los jugadores, entre otros). La capacidad de influencia de estos expertos es la que precisamente conduce a la sobrevaluación y subvaluación de jugadores en base a sus muy particulares criterios (en la peli ponen muy buenos ejemplos). Lo interesante es que la incidencia de los expertos en el comportamiento de los mercados, no es exclusiva al baseball y aparece con mayor frecuencia de lo que se pudiera pensar en otros mercados.

Por ejemplo, en el sector salud, el precio de los doctores se toma con bastante frecuencia como una proxy de la calidad, sin asociarlo a ninguna otra variable de rendimiento. Otro caso es el del mercado financiero, donde la opinión de los expertos (calificadoras de riesgo por ejemplo), es crucial para definir el precio de activos y estos mismos expertos son los que tuvieron mucho que ver, por ejemplo, con el origen de la crisis financiera del 2008. Recuerde las pésimas valuaciones que realizaron sobre productos colateralizados con hipotecas de personas que pertenecían al grupo de los denominados NINJAS (No Income, No Jobs, No Assets,).

Por cierto, en el artículo de Hakes y Sauer, se confirma la hipótesis de Lewis.

lunes, 10 de octubre de 2011

El Nobel de Economía 2011



La Academia de Ciencias Sueca ha decidido que el Nobel en Economía le corresponde a Thomas Sargent y a Cristopher Sims. Thomson Reuters no los había contemplado en sus pronósticos (ver acá); sin embargo, a mi entender la definición hacia ambos investigadores es un mensaje hacia los gobiernos en relación a como deben diseñar políticas económicas en los tiempos actuales. Veamos por qué.

Thomas Sargent estudia principalmente temas de macroeconomía (particularmente teoría monetaria y econometría de series de tiempo). Junto con Robert Lucas han desarrollado la teoría de "expectativas racionales" en la cual se plantea que las autoridades no pueden incidir sistemáticamente en la economía debido a que las personas anticipan los movimientos de las autoridades y actúan de forma estratégica. En otras palabras, cada agente económico es capaz de generar un pronóstico sobre el comportameinto de la economía encarnada por un conjunto de variables relevantes (ie. tasa de interés, tipo de cambio, inflación).

Dicho pronóstico, no será equivocado si solamente se generan "errores aleatorios" en el sistema económico. Una forma muy sencilla de modelar esta idea es permitir que los agentes económicos asuman como válidas las predicciones del propio modelo (i.e., si se tiene un modelo de muchos períodos, permitir que la expectativa sea la del período inmediato anterior). La idea de que las expectativas de los agentes económicos son importantes es una muy buena contribución; la cuestión que ha generado controversias es la forma en cómo se modela. Quizá las principales críticas surgen de tres cuestiones: 1) ¿Cómo es posible que individuos de carne y hueso estimen correctamente el comportamiento de la economía?; 2) Matemáticamente los agentes pueden estar equivocados en lo individual, pero en el agregado es posible generar una expectativa correcta, ya que el modelo utiliza como "expectativa correcta" el promedio, 3) De lo anterior, se observa que aunque no se puede pronosticar el futuro, se asume que los agentes económicos no se equivocan sistemáticamente y son capaces de utilizar toda la información relevante para generar sus expectativas.

Pese a lo controversial de la modelación, lo provocador del argumento es que propone un método para conocer la causalidad de los fenómenos económicos ("qué causa qué"), así, las decisiones de un sindicato en relación al aumento salarial, se encuentran influídas por la inflación y el salario que perciben en un momento del tiempo, así como un pronóstico de la tasa de inflación futura. Una vez que se realiza la negociación, es probable que los acuerdos de todas las empresas y todos los sindicatos en un país redefinan el nivel inflacionario. La pregunta entonces es: ¿el nivel inflacionario define el salario o bien, la negociación salarial es la que determina el nivel de inflación futuro?. Sargent propone responder esta pregunta utilizando un modelo matemático que contempla datos históricos y en el que se contempla la existencia de expectativas como el elemento que impulsa cambios en variables.
El impacto de esta idea puede verse en algunos de los estudios sistemáticos que realiza el Banco de México, en particular, con la "Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado" (ver acá). En mi humilde opinión falta extender esta heramienta para capturar la opinión de los individuos "de a pié" quienes son los que realmente toman las decisiones.

¿Qué es lo que hizo Sims para recibir el Nobel?
De manera sencilla se puede decir que Sims fue capaz de proponer un método para clasificar los tipos de shocks en shocks fundamentales y aquellos que son consecuencia de un shock previo. Los shocks fundamentales son aquellos que suceden de forma independiente al resto de shocks (i.e., los movimientos en la tasa de interés de un banco central). Adicionalmente, Sims propone dos conceptos económicos interesantes: 1) la teoría fiscal del nivel de precios y ; 2) racionalidad descuidada (ver acá)

En el primer concepto, se asume que la política fiscal del gobierno es capaz de afectar el nivel de precios (la propuesta heterodoxa es que la única variable con esta capacidad es el movimiento de la masa monetaria). Esto implica que para que se controle la inflación de forma existosa en un país, es imprescindible que las finanzas públicas sean sanas lo cual implica que no debe existir un déficit estructural.

Por otro lado, el concepto de racionalidad descuidada implica que los individuos tienen una restricción en su habilidad para adquirir y procesar la información, lo cual constituye claramente una crítica a la teoría de expectativas racionales de Sargent y es una derivación del concepto de racionalidad limitada.
La racionalidad descuidada, se modela asumiendo agentes con una función de probabilidad sobre el verdadero estado de la naturaleza, en lugar de conocer con certeza el verdadero estado de la naturaleza. Esto explica porqué Sims utiliza técnicas de estadística Bayesiana (para determinar la distribución de probabilidad de la información de los agentes) y por qué siente simpatía por el trabajo de Shannon.

Lo interesante de los trabajos de Sims y Sargent, es que que en conjunto aportan elementos para saber que tipo de decisiones se deben tomar en materia económica, contemplando decisiones que deben tomarse en el corto plazo derivadas de movimientos súbitos (e.g., aumento en el precio de comodities), así como decisiones de largo plazo (e.g., políticas de austeridad, recortes en prestaciones laborales). En ambos tipos de decisiones existen procesos de retroalimentación positiva generados por las expectativas de las personas.

viernes, 7 de octubre de 2011

Operación del Mercado Monetario y Cambiario

Fuente: Sesión 5, Cátedra Banco de México en UPAEP.


Después de la sesión 5 estas son algunas de las preguntas que deberías ser capaz de responder, ayudado con las presentaciones y de la exposición del Dr. Julio Santaella.

  • ¿En qué consiste el mecanismo de transmisión de la política monetaria?
  • ¿Cuál es el proceso mediante el cual el Banco de México afecta las tasas y las tasas de inflación?
  • ¿Cómo funciona una política monetaria contractiva?
  • ¿Que fue el corto? ¿cómo funcionaba?
  • ¿Qué es liquidez?
  • ¿Cómo se relacionan política monetaria y liquidez?
  • ¿Qué es una operación de mercado abierto?
  • ¿Porqué los bancos comerciales deben, al terminar el día, tener un saldo cero en sus balances?
  • ¿Qué es una operación de esterilización?
  • ¿Cómo puedes calcular las expectativas inflacionarias a partir de los datos que publica el Banco de México?
  • ¿Qué son las Reservas Internacionales?
  • ¿Qué es una divisa?
  • ¿Qué son Derechos Especiales de Giro?
  • ¿Cuáles son los programas de intervención que ha implementado el Banco de México en el pasado?
  • ¿Qué ha motivado la intervención del Banco de México en el mercado cambiario?
  • ¿Qué espera el Banco de México suceda en los mercados cambiarios después de una venta de dólares?

martes, 4 de octubre de 2011

Teorías sobre las crisis financieras

Con el incremento de incertidumbre generado por la posible (prácticamente inminente) crisis de pagos que enfrentará Grecia, es imprescindible entender las razones que motivan una crisis. En ese sentido, recomiendo ampliamente el trabajo de Goldstein y Razin(2011), del cual hago en el siguiente post un pequeño resumen.

Una característica del sector bancario es su fragilidad ocasionada por el proceso diacrónico de la madurez de sus activos y obligaciones. En particular, los bancos financian inversiones de largo plazo con depósitos de corto plazo. Por ello el principal problema en riesgo son los denominados "pánicos" , es decir, que un volumen grande de clientes demande su dinero en el corto plazo. Si este es el caso, los bancos deben liquidar de forma anticipada sus inversiones de largo plazo, asumiendo pérdidas. Si la demanda de depósitos por parte de los depositarios es lo suficientemente grande, es posible una quiebra bancaria.

Un primer modelo que explica estas corridas bancarias es el de Diamond y Dybvig (1983) el cual mediante un juego de tres etapas, asume como motor del pánico la "impaciencia" que pueden tener las personas y un parámetro que caracteriza el "estado de la economía". La primer idea es que se tiene un instrumento de deuda que compran personas "pacientes" e "impacientes" y el cual ofrece un solo banco. El resultado de este primer modelo, es que mientras existan personas "pacientes", es posible que no se genere un pánico. Esto ocurre porque se trasladan riesgos utilizando la transformación de la madurez de la deuda. Así, las personas "pacientes" transfieren riqueza a las "impacientes" y esto permite que el sistema financiero sea estable. Este equilibrio se denomina equilibrio en autarquía y es un segundo mejor porque no genera tantas ganancias como el equilibrio en el que ningún agente retira su dinero. Este último equilibrio se identifica como el equilibrio ideal (óptimo de pareto o pareto superior), al cual deberían de aspirar todos los agentes económicos.

En un segundo modelo, se permite la libre entrada de bancos y el resultado es más o menos similar al del modelo anterior, cuando solamente las personas "impacientes" demandan un retiro. Sin embargo, mientras mayor sea la utilidad de retirar temprano (en el primer período del juego) los bancos se encuentran más vulnerables a la aparición de un pánico. Precisamente esta utilidad de un pronto retiro puede motivar a que todos los individuos ("pacientes" e "impacientes") quieren retirar su dinero. Si esto ocurre, se genera un peor equilibrio que el de autarquía. Por peor equilibrio se entiende un equilibrio con menores pagos. La entrada de bancos puede generar un pánico. Valdría la pena preguntar ¿por qué podría ser más útil retirar antes el dinero?. Existen varias respuestas a esta pregunta pero en términos del modelo se toma muy en cuenta la expectativa de la economía. Si esta es mala, el pago que reciben los agentes por un retiro temprano es mayor a que si esperan la madurez del instrumento de deuda.

Goldstein y Pauzner (2005) tienen una extensión del modelo de Diamond y Dybvig (1983) donde se incluyen ciertas condiciones bajo las cuales se genera un único equilibrio. En este caso, si existe conocimiento común (todos los agentes conocen la misma información en todos los momentos del juego) en relación al "estado de la economía", el equilibrio depende del lugar en el que precisamente se ubica el "estado de la economía", estableciéndose tres umbrales (ver figura 1).
Figura 1
En esta figura se observa que el pánico se verifica con toda seguridad, cuando existe un comportamiento deficiente de la economía (la letra griega theta). También se observa claramente que para ciertos valores de la economía, con toda seguridad no se verifica un pánico. Existe una zona en la cual se verifican los dos equilibrios (autaraquía y pareto superior)
Una cuestión importante con este modelo, es que asume la existencia de conocimiento común. Sin embargo, al introducir "ruido" en relación a la información del estado de la economía (ie. cada individuo tiene una parte de información verdadera y otra falsa) el modelo dramáticamente genera otras predicciones incluso cuando existe poco ruido (ver figura 2).

Figura 2

Ahora, se percibe una región donde puede ocurrir un pánico por la simple tergiversación de la información (Panic-Based Bank Run) y otra generada por información real (Fundamental Based Bank Run). Lo anterior implica que las personas podrían decidir pedir su dinero al banco incluso cuando no se verifica un problema en la economía. Dicho de otra manera, la simple expectativa de que las "cosas están mal" genera el pánico. La cuestión es que la información de cada agente es contingente a la información agregada lo que provoca un proceso de retroalimentación positiva: mientras más personas crean que existen un pánico es más probable que el pánico se genere.

Un modelo de esta naturaleza no permite entender que la situación en Grecia solamente tiene una salida: Alemania decide comprar la deuda de Grecia asumiéndose como un agente"paciente" que transfiere riqueza a los agentes "impacientes" dueños de la deuda de Grecia (en otras palabras los alemanes le estará transfiriendo recursos a los tenedores de deuda entre los que casualmente se encuentran los franceses). Con ello, la Merkel esperaba frenar la expectativa de las "cosas estaban mal" con Grecia y evitar el pánico. Sin embargo, esta promesa no es creíble tal cual lo muestra el que las personas han decido correr hacia la compra de bonos del tesoro americano y apreciar el dólar por encima de todas las monedas del mundo (en este caso Carstens tiene razón: de nada sirve que el Banco de México intervenga en el tipo de cambio porque como en 2008 el problema tiene una causa exógena). Conclusión: a pesar de los esfuerzos de Alemania, por la simple expectativa de las personas la probabilidad de que Grecia caiga en default es muy alta (casi un hecho). Para los amigos de Relaciones Internacionales: ¿Hasta dónde esta situación puede afectar políticamente la relación Alemania-Francia?