lunes, 14 de diciembre de 2009

Los Efectos de la Baja de Calificación Crediticia

“There are two superpowers in the world today in my opinion. There’s the United States and there’s Moody’s Bond Rating Service. The United States can destroy you by dropping bombs, and Moody’s can destroy you by downgrading your bonds. And believe me, it’s not clear sometimes who’s more powerful.”

Thomas L. Friedman on March 28, 1999, New York Times Magazine, citado por Kraussl (2005)


La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor's baja el día de hoy la calificación crediticia de México de BBB+ a BBB, ya que considera que las medidas tomadas serán insuficientes frente al desafío fiscal en el siguiente año (ver comunicado completo aquí). Además, esta agencia considera que “… se están reduciendo las posibilidades de que el país implemente una reforma fiscal sustancial u otras medidas para reforzar el crecimiento del PIB en la segunda mitad de la administración del presidente Felipe Calderón.”


Pero mas allá de la opinión de esta agencia (que junto con Fitch Ratings y Moody's han sido cuestionadas fuertemente debido al papel jugado en esta crisis), es de interés saber si esta acción puede tener impactos en la economía adcionales al incremento esperado en las tasas de interés sobre nuestra deuda.

Hay evidencia e investigación aplicada muy interesante al respecto. Por ejemplo en una muy breve revisión de literatura académica encontramos a Kraussl (2005) quien considera que los cambios en la calificación crediticia de un país si tienen una influencia sustantiva en el monto y volatilidad de los préstamos internacionales y que estos efectos son más fuertes con bajas en la calificación crediticias que con alzas. Adicionalmente este autor encuentra que el impacto sobre el mercado financiero es significativamente menor cuando la baja en la calificación ha sido anticipada por el mercado, lo que pareciera adecuarse a nuestras circunstancias actuales dada la calificación de FitchRatings y de Moody's hace unas semanas. Por su parte, Pukthuanthong et al. (2007) encuentran que después de una baja en la calificación crediticia los mercados accionarios y de capitales registran una caída que puede acentuarse si esta va acompañada de inflación alta, déficit fiscales y alto endeudamiento interno. Finalmente, Kaminsky y Schmukler (2001) encuentran que bajas de calificación crediticia tienen un impacto negativo sostenido sobre el riesgo país y sobre los rendimientos accionarios, no solo del país que recibe la baja de calificación, sino que los efectos pueden contagiarse a otros países vecinos. Estos autores encuentran que los efectos negativos en el mercado de valores como el alza en las sobretasas de bonos son persistentes.


En resumen, ¿qué nos dice esta breve literatura académica sobre la baja de calificación crediticia?: 1) que bajas en calificación se asocian con menores rendimientos accionarios y una depresión del mercado financiero nacional en conjunto, 2) si el mercado ha anticipado la baja en la calificación los efectos deberán menores, 3) que esta baja podría contagiar a otros mercados financieros en países vecinos. Nuestro punto de vista es que el mercado ya se ha anticipado a esta baja en la calificación de riesgo particularmente y que los efectos en el sistema financiero deberán ser marginales... pero esto solo podrá confirmarse (o descartarse) en las siguientes semanas, sino es que días. Estemos pendientes.





lunes, 7 de diciembre de 2009

Efectos del IVA al 16% en diferentes grupos de ingreso

Antes de comenzar el período de festejos decembrinos, vale la pena reflexionar sobre el impacto que tendrán las nuevas reformas fiscales. En particular nos interesa conocer el efecto del aumento del IVA al 16% sobre algunas variables familiares. Para ello, utilizamos datos de la ENIGH 2008 y mediante algunas simulaciones en STATA, generamos estadística descriptiva de 10 grupos poblacionales clasificados en términos del ingreso.

Las variables de análisis son: 1) el posible gasto mensual total que efectuarán los hogares en 2010 por el incremento del IVA a 16% el cual se estima descontando al gasto neto total mensual de cada hogar, el gasto en aquellos productos que no pagan IVA o tienen tasa del 0%; con ello se calcula un incremento del 1%; 2) la variable de ingreso neto mensual total a nivel hogar; 3) la ultima variable que se utiliza es la proporción que se pagaría del impuesto, en relación al ingreso neto mensual del hogar (es decir, se divide la variable del inciso a entre la del inciso b).

La información se agrupa en 10 deciles de los cuales el primer decil corresponde al grupo de hogares con menores ingresos, mientras que el último decil idetifica al grupo de hogares con los ingresos más altos. En la tabla 1, incisos a, b y c se presenta el análisis de esta información incluyendo medias, desviaciones estándar y coeficientes de variación (Desv Est/Media). Para seguir el análisis sugerimos abrir en una segunda ventana la Tabla 1 (click derecho, abrir enlace en nueva ventana).

Tabla 1

Lo primero que se puede observar, es que en los deciles que identifican grupos poblacionales con menores ingresos (del 1 al 5), el rango de gasto por IVA va de $12 a $34 pesos en promedio. Por otro lado, se puede notar que la mediana es de $6,697, lo cual simplemente implica que el 50% de los hogares en la ENIGH cuentan al mes con un presupuesto de menos de $7,000 pesos. Si tomamos en cuenta que un hogar en México se compone en promedio por 4.5 individuos, esto nos daría que al mes el 50% de los mexicanos, cuenta con menos de 1,500 pesos (1,488.26) para enfrentar sus gastos.

Por otro lado, es preocupante la enorme desigualdad que prevalece en el país pues en el noveno decil se tiene en promedio un presupuesto mensual de $18,629.45 pesos, mientras que para el decil 10 el ingreso promedio es de $42,660.32 pesos, una diferencia de prácticamente 129% .

Los coeficientes de variación muestran una mayor dispersión del gasto en el primer decil (129%) comparado con el décimo decil--los grupos de mayor ingreso (80%). Sin embargo, al analizar la variable del ingreso neto mensual total, la situación se revierte, pues el primer decil tiene un coeficiente de variabilidad de 43% y el décimo decil de 102%. Esto implica para el caso del gasto ante el incremento del IVA, que los hogares en el decil más pobre enfrentan impactos mas diferenciados que los de un hogar que se encuentra con el mejor ingreso. En cuanto a los ingresos netos mensuales, la posible interpretación es que los hogares que conforman el primer decil, son más homogéneos mientras que los que integran el décimo decil son más heterogéneos. En otras palabras, los más pobres tienen ingresos muy parecidos, pero enfrentarán de manera muy diferente los efectos del IVA.

Ahora bien, cuando se analiza el inciso c, esto es la proporción que asignarán los hogares para pagar el incremento de IVA como proporción de sus ingresos, se puede ver el impacto regresivo de la medida. El primer decil paga casi un 1% de su ingreso por el incremento de IVA al 16% y a medida que se avanza a deciles con ingreso superior, la proporción disminuye hasta ubicarse en menos de un punto porcentual (0.53%). Esto exhibe que los hogares más pobres pagarán más como proporción de su ingreso y los más ricos pagarán menos.

En el siguiente post se abordará el efecto del incremento del IVA en diferentes grupos de gasto.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Caen las Remesas en México y Puebla



Brasil y México son los países con los ingresos por remesas más importantes de la región. Sin embargo el ritmo anual de crecimiento se ha venido deteriorando rápidamente en los últimos tres años, particularmente en México donde se han registrado por primera vez salidas de remesas para ayudar a nuestros connacionales desempleados a sobrevivir la crisis.*

En días recientes el Banco de México publicó los datos sobre las remesas** y reporta que en el trimestre Julio-Septiembre de 2009 se captaron a nivel nacional USD $5,356.2 millones de dólares (mdd), lo que acumula en total casi USD $150 mil mdd desde el primer trimestre de 2003—cerca del doble del monto actual de las reservas internacionales.

Sin embargo el monto de remesas captado en el trimestre Julio-Septiembre de 2009 representa en realidad una caída de -16.3% respecto al mismo periodo del 2008, mientras que en el trimestre anterior se registró una caída de -17.9% anual--la más pronunciada desde el 2003. Esta caída es mayor a la estimación de –11% del Banco Interamericano de Desarrollo para Latinoamérica en 2009. La dinámica general de las remesas en los últimos años muestra claramente una tendencia a la baja desde mediados del 2006, reflejando sin duda el impacto de la crisis en Estados Unidos y en particular la afectación a sectores como la construcción, del cual dependen los ingresos de muchos paisanos y sus familias en México.

En la gráfica arriba también se presenta el comportamiento de las remesas para el estado de Puebla que para el trimestre Julio-Septiembre representaron USD $ 344.3 mdd, equivalentes a cerca de MXP $ 4,510 millones de pesos (mdp) al tipo de cambio promedio. Para dimensionar estos números note que esta cantidad representa más del doble de los ingresos propios presupuestados (impuestos, derechos, etc.) por el Gobierno del Estado de Puebla para el año 2009. De la misma manera, el monto de remesas hacia Puebla de Enero a Septiembre de este año acumula USD $ 1,024 mdd (o un equivalente de MXP $ 13,417 mdp al tipo de cambio). Este último monto es muy similar al total de participaciones federales presupuestadas para todo el 2009 en el estado de Puebla—(MXP $14,274.5 mdp).***

En el CIIE esperamos desafortunadamente que la tendencia negativa de las remesas arriba descrita se mantenga durante todo el 2010 con repuntes moderados en los primeros trimestres del año. La reversión de esta tendencia dependerá más bien de la recuperación de la Economía en Estados Unidos y también, incluso, de las reformas migratorias que pudieran concretarse en el mejor de los casos durante el año que viene.

La correlación alta entre el comportamiento de las remesas a nivel estatal y nacional muestra un canal adicional de transmisión de la crisis de Estados Unidos hacia México y a Puebla particularmente. El impacto adicional sobre la marginación y la pobreza puede ser fuerte por lo que habría que pensar ya en diseñar programas locales para el aprovechamiento efectivo de las remesas**** y para cubrir caídas importantes como las que se registran actualmente.


Notas:


* MARC LACEY, "Money Trickles North as Mexicans Help Relatives", The New York Times , November 16, 2009.
** Sección de Estadísticas del Banco de México.
*** Información obtenida de la sección de finanzas públicas de
FitchRatings. Último acceso 3 de Diciembre de 2009.
**** Existen algunos proyectos en México en fase de implementación para canalizar remesas a créditos hipotecarios, para la inversión, para la capitalización de las remesas y el desarrollo local por ejemplo (ver información sobre remesas en Latinoamérica).